11 de septiembre de 2020

Proyectos de Kickstarter que me habría encantado jugar

Como todos los que estamos en el mundillo sabemos, la creación de videojuegos se ha ido democratizando con el paso de los años. Trabajo antaño exclusivo de grandes empresas, en la actualidad existen diversas formas de poner en marcha un proyecto con el fin de desarrollar ese juego que tenemos en mente y con el que esperamos ganarnos el favor de la comunidad, además de algo de dinero. Pero lo cierto es que no es tan fácil como parece y no son pocos los que se quedan por el camino. Yo hoy quiero hablaros de dos títulos que esperaba con ganas pero que, por desgracia, no llegaron a ver la luz... 

El primero nació por la "fiebre" que desató la famosa "demo" conocida como "P.T." y que luego se reveló como "Silent Hills", título que para los fans de los juegos de terror en general y de la saga de Konami en particular por desgracia tampoco llegaría a hacerse realidad. Su nombre era "Allison Road" y, como en la obra anteriormente mencionada, su premisa era la de ofrecer una historia de terror en primera persona en el interior de una casa situada en este caso en la conocida calle londinense. 

El proyecto, firmado por un pequeño estudio llamado Lilith Ltd., se inició en la plataforma Kickstarter y estuvo un tiempo recibiendo el apoyo de la comunidad hasta que llamó la atención de los chicos de Team17, los cuales decidieron publicarlo pero en junio de 2016 esa relación se rompió y el juego quedó cancelado, si bien al poco tiempo (unos dos meses), sus desarrolladores anunciaron que retomaban el trabajo en solitario. Sin embargo, a día de hoy, nada se ha vuelto a saber del mismo y todo apunta a un abandono absoluto del proyecto, tal y cómo ha sucedido con el segundo juego que voy a pasar a comentar a continuación. 

Del terror pasamos a la conducción arcade más frenética, personificada en un título que aspiraba a convertirse en un homenaje a los grandes clásicos de los años 90, y de ahí su nombre: "90's Arcade Racer". El desarrollo de este juego, financiado también por Kickstarter, fue hasta donde se conoce mucho más turbulento que el del anterior, pues iba en principio a salir para PC y Wii U. Sin embargo, el tiempo pasaba, las novedades apenas llegaban y lo que todo el mundo se temía ocurrió, pero de una forma aún más dolorosa especialmente para los usuarios de la consola de Nintendo, que contemplaron atónitos cómo era su versión la única que se cancelaba al tiempo que se anunciaba para las por entonces nuevas consolas junto a un cambio de nombre, pasándose a llamar "90s Super GP". 

Pero la historia se acabaría repitiendo en PlayStation 4, Xbox One e incluso Switch porque a día de hoy, cuando está a punto de llegar la siguiente generación, nada se sabe de este "90s Super GP" ni de sus desarrolladores (yo al menos no he vuelto a ver noticias al respecto) por lo que, como dije antes, lo más probable es que este trabajo se encuentre también interrumpido, tal vez desde hace tiempo, y no parece que haya esperanzas de que volvamos a saber algo nuevo del mismo en el futuro. 

Dejando a un lado el obvio malestar, enfado, enojo o cabreo de quienes esperan disfrutar de unos juegos que luego no llegan a salir por diversos motivos, lo cierto es que el "crowdfunding" o financiación colectiva conlleva este riesgo. Es, digamos, la cara oscura pero también hay que pensar que, aunque muchos no lo logren, hay algunos que sí y personalmente he podido disfrutar de, al menos que yo recuerde en este momento, dos títulos que me dejaron muy buen sabor de boca y de los cuales ya he hablado en este blog. Uno sería "Perception" y el otro, famoso entre otras cosas por sus dos records en este ámbito, "Shenmue III", dos joyas que no existirían si no fuera por el duro trabajo de sus creadores y, naturalmente, por quienes confiaron en ellos y ayudaron con sus aportaciones a que el sueño se hiciera realidad. 

Invertir tiempo, dinero e ilusión en proyectos de esta clase y ver que luego no salen bien reconozco que no es plato de buen gusto para nadie pero, como todo en esta vida, no siempre salen las cosas como queremos y hay que aceptarlo así. Por mi parte, siempre que me lo pueda permitir, voy a seguir apoyando aquello que vea que es interesante porque el resultado puede merecer mucho la pena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario