1 de julio de 2020

Jet Set Radio Future


Si hay algo que a día de hoy escasea bastante en la industria, en lo que a producciones de grandes compañías se refiere, es la originalidad. Es evidente que nadie va a inventar nada, que no vamos a encontrar algo que sea completamente novedoso pero se echan de menos ciertas propuestas que sí son más probables en el mundo "indie", dado que es la única forma que los pequeños estudios tienen de destacar en un mundo tan masificado como el de los videojuegos. Pero no siempre fue así, pues hubo un tiempo en el que era más habitual ofrecer algo diferente con un gran nombre detrás y el juego que hoy quiero reseñar es, quizá, uno de los últimos de su especie en este sentido.

No obstante, antes de entrar en materia me gustaría comentar algo sobre este "Jet Set Radio Future" y el título original de Dreamcast. Al referirse a la entrega para Xbox se suele hablar de "secuela" pero, aunque no tuve la suerte de jugar al anterior más allá de una "demo" (no, tampoco he adquirido la versión digital actual), lo que he podido leer sobre su argumento me inclina a pensar más en lo que hoy llamaríamos un "remake", o sea, una reinterpretación tanto a nivel técnico como de historia y jugabilidad. Por supuesto, esto es una opinión personal que no tiene nadie por qué compartir conmigo y, dicho esto, pasaré ahora sí a hablar de "Jet Set Radio Future"...


"Jet Set Radio Future" está ambientado en una Tokio ficticia aunque con numerosas referencias a zonas reales, en la cual el poder se encuentra en manos de una poderosa organización que controla diferentes ámbitos, entre ellos el de las fuerzas del orden. Pero, como suele suceder en toda historia que gira en torno a la opresión de los poderosos, hay grupos que no están dispuestos a ser sometidos y que, en el caso que nos ocupa, expresan su rebeldía a través del grafiti al tiempo que luchan entre sí por el control de cada territorio.

En lo jugable estamos ante un título muy sencillo de manejar, aunque para conseguir completar ciertas pruebas o retos de los que hablaré ahora habrá que haber dominado bien antes las diferentes posibilidades. Todos los personajes, a excepción de los policías contra los que lucharemos en momentos puntuales, se mueven sobre patines, lo que convierte a "Jet Set Radio Future" en un juego de rápido movimiento, a lo que hay que sumar las múltiples acrobacias que son capaces de realizar ya sea al deslizarse sobre superficies como barandillas, vallas y postes o durante los segundos en los que están en el aire tras algún salto desde una gran altura.


Cada personaje tiene sus propias cualidades y pueden destacar en la resistencia al daño merced a una mayor barra de salud, velocidad, agilidad o capacidad de llevar más botes de spray para pintar los grafitis. El número disponible de inicio es pequeño pero, a medida que se avance en la trama, otros se nos unirán y será posible seleccionarlos en cualquier momento para continuar con ellos la historia, con lo que al final tendremos un plantel nada despreciable al que hay que sumar alguna sorpresa extra. A pesar de ello, todos están bien equilibrados y son perfectamente útiles tanto para las diversas misiones que haya que cumplir como para los retos de cada nivel con los que desbloquear coleccionables que dan acceso a más contenido, retos tales como realizar un determinado número de "trucos" o acrobacias seguidos y alcanzar puntuaciones concretas, algunas bastante elevadas y en principio muy difíciles de lograr.


Pasando a su apartado técnico y en concreto al visual, estamos ante lo que en su momento supuso no un soplo de aire fresco sino un vendaval de proporciones épicas pues este "Jet Set Radio Future" plasma en pantalla una técnica gráfica, el ahora conocido "cel shading", que dota a los modelados tridimensionales de una apariencia plana similar a la de los dibujos animados como el anime japones y de cuya utilización fue pionera en la historia del videojuego la entrega original de Dreamcast. Tanto el diseño de los niveles como de todos los elementos que transitan por ellos (vehículos, gente o los propios personajes principales) rallan a un nivel para mí muy notable y todo se mueve de forma suave, sin la menor brusquedad o parón.

Y en el sonoro, el juego cuenta con una larga lista de canciones licenciadas de diversos estilos (j-pop, hip-hop, techno, etc) que suenan indiferentemente en todos los niveles como una "play list", lo que hace que no sea nada pesado escucharlas una y otra vez. Ninguno de los personajes, por otra parte, tiene voz propia y se comunican mediante "bocadillos", como en los cómics, siendo en esto la única excepción el DJ Profesor K, narrador de la historia y el que nos va proporcionando información y las diferentes tareas que tenemos que llevar a cabo. Esta viene en inglés pero, por fortuna para quienes no dominan dicho idioma, todos los textos (tanto diálogos como menús) están traducidos.


Yo sé que hay quienes incluso reniegan de esta entrega porque, según ellos, "no está a la altura" del título de Dreamcast. No seré yo quien juzgue esto porque cada uno ve las cosas de una manera diferente al resto pero tanto si disfrutaste en su momento del original como si no, este "Jet Set Radio Future" es un gran juego, de esos que como dije al principio ya no se ven, y menos firmados por un gran estudio o compañía. Por fortuna, Sega y en concreto los chicos de Smilebit, equipo formado por antiguos miembros del Team Andromeda (responsables de la saga "Panzer Dragoon"), nos legaron un tesoro que creo que incluso los jugadores más jóvenes sabrán apreciar en su plenitud si se acercan a él y le dan una oportunidad.

6 comentarios:

  1. Vaya, desconocía por completo este título, y tengo que decir que tiene muy buena pinta. Especialmente me llaman la atención estos gráficos tan de cómic y que me recuerdan vagamente al Borderlands. Lo cierto es que parece de lo más interesante. Excelente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el "Borderlands" creo que también utiliza la misma técnica para sus gráficos, aunque de un modo diferente, y hay por supuesto muchos más juegos que la usan. Es un recurso muy llamativo, la verdad...

      Si te interesa, échale un vistazo al original de Dreamcast, que también está disponible en edición digital, al menos en Xbox 360, consola en la que por cierto también se puede jugar a este "Future" gracias a la retrocompatibilidad. De hecho, es al juego al que estoy jugando ahora para descansar un poco del "Oblivion".

      Me alegra que te haya gustado el juego, y también el post. Gracias por pasarte y comentar, T.A.Llopis. Saludos.

      Eliminar
  2. Este juego lo jugué yo en mi ps vita cuando lo remasterizaron, es un gran titulo y muy rompedor para su época, eso sí es bastante complicado de superar y más con todos los coleccionables...

    Gran Post, Emilio ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy dándole ahora, aprovechando su retrocompatibilidad en Xbox 360, e intentaré volver a sacarlo todo si no es que antes me pongo con otra cosa...

      Gracias por pasarte y comentar, Spiegel. Saludos.

      Eliminar
  3. Yo jugué el primero de Dreamcast y entre los defectos que le encontre, era que las ciudades eran muy pequeñas. Seguro en la version Xbox mejoraron ese aspecto. Pero lo que si no me gusto, que me contaron los que lo jugaron, es que, a la hora de pintar grafittis, en la version Xbox eliminaron los quick time, y simplemente pintabas los grafittis y ya. Corrigeme si me equivoco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo que corregirte, en efecto es así y es seguramente lo que más critican quienes defienden la versión original. Es cierto que le resta complejidad pero por otra parte hace el juego más dinámico (y no por ello más sencillo). A mí personalmente me gusta más así porque permite incluso pintar mientras se va a toda velocidad, ya sea corriendo o deslizándote e incluso en el aire, en mitad de un salto. Al final es a lo que se acostumbra uno...

      Gracias por pasarte y comentar. Saludos.

      Eliminar