4 de junio de 2020

Cansado de la moda de lo mini


Reconozco, cuando se anunció la Mega Drive Mini, que durante unos instantes sentí por vez primera desde que dio comienzo esta "fiebre" o "moda" de lo "mini" una especial atracción que me llevó a pensar en la posibilidad de comprarla cuando saliera al mercado. Posibilidad que sin embargo se desinfló con la noticia de la revelación del catálogo que incluiría, del cuál apenas me interesaba media docena de títulos de un total de cuarenta. En consecuencia, y con el handicap de las circunstancias personales que no me permitieron ni entonces ni ahora realizar un gasto semejante, el tiempo pasó y con él la idea de adquirir la susodicha máquina...

La última en llegar ha sido la versión "mini" o "micro" de la Game Gear de Sega, un producto a mi juicio no solo innecesario sino prácticamente inútil debido a su reducido tamaño, que hace necesario el uso de una lente o lupa que facilite la visión de lo que se muestre en pantalla, unido al hecho de que cada modelo (cuatro en total, uno por cada color que tuvo la máquina original) lleva solo cuatro juegos en su interior (y pensaban solo poner uno). Un cacharrito, en definitiva, que será lanzado más como objeto de colección por el 60º aniversario de la compañía que como una "consola mini" al uso.

Visto ahora en perspectiva, y sé que no soy el único que lo piensa (muchos ya lo hacían desde el primer día), las máquinas "mini" no son más que un sacacuartos cuyo único beneficio es el de poder disfrutar de los juegos antiguos adaptados a una pantalla actual, ya sea una TV o un monitor de ordenador. Pero lo cierto es que no dejan de ser aparatos que lo que realmente hacen es emular dichos juegos y existen formas más económicas de conseguir los mismos resultados aunque ello implique no disponer de la miniatura en cuestión.

Por otro lado, se han convertido también en frecuente objeto de especulación debido, sobre todo en el caso de las réplicas de Nintendo, a la escasez de unidades disponibles. Pero si triste es que alguien se dedique a hacer acopio para revender a precios desorbitados, más lo es que haya gente que, presa del ansia por poseer una, se muestre dispuesta a pagar lo que le pidan, alimentando con ello al monstruo.

Hay consolas y ordenadores que todavía no han recibido su correspondiente versión reducida. Sinceramente, yo espero que no la tengan nunca y que todo esto pase de largo y acabe olvidado como tantas otras cosas que se han perdido en el tiempo. No es lo único hacia lo que cada vez siento más desapego pero eso es otra historia...

6 comentarios:

  1. De todas las "mini" que han salido, la que más me llamó la atención realmente fue la de Mega-Drive. Pero mas que todo fue por su joystick que era USB y no puerto propietario como las otras. De hecho, tiempo después me compre uno de esos joystick, que vendieron por separado, y es espectacular en mi PC. Sobre esa GameGear mini no he leído mucho. Pero si es de ese tamaño será un mata visión, es imposible jugar de esa forma. Ya se verá cuando la lancen si es que no son solo especulaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su fecha de lanzamiento es el 6 de octubre en Japón, y personalmente tengo mis dudas de que salga de dicho territorio de una manera oficial pero, como alguien me dijo, si triunfa es posible que se decidan a sacarla en occidente. Ya veremos, pero yo tengo claro que, de suceder, no seré uno de los que la pillen...

      Gracias, Güevonadas, por pasarte una vez más y comentar. Saludos.

      Eliminar
  2. Hay que señalar muchas de esas "minis" apelan a un público casual que no tiene tiempo ni ganas de ponerse ha buscar alternativas y que, probablemente, si no le hubieran puesto la consola delante no hubiera hecho por jugar a los juegos. Otra cosa es lo que pasó con la especulación de la NES mini, que la verdad no sé si se ha reproducido posteriormente.
    En lo que sí coincido es que esta Game Gear Micro es, puramente, un objeto para coleccionistas, con poco valor de jugabilidad. Pero creo que la propia empresa lo tiene bastante claro. Yo ya las estoy viendo en preventa por unos 100 euros con gastos de envío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he utilizado ese mismo argumento en el pasado para defender la comodidad que supone no tener que liarse con emuladores y roms si no hay tiempo, ganas o conocimientos para ello, pero lo que tengo claro es que van dirigidas a quienes conocieron y disfrutaron esos juegos en su momento. Es decir, son un producto para nostálgicos por lo que alguien que no se hubiera acercado a este mundillo entonces, pienso que va a ser difícil que lo haga ahora con una de estas máquinas.

      Por otro lado, cien euros por la Game Gear Micro... Bueno, cada uno verá lo que hace con su dinero pero personalmente me parece una auténtica locura, por no usar otros términos más desagradables...

      Gracias, Sicosepia, por pasarte y compartir tu opinión. Saludos.

      Eliminar
  3. Bueno, lo de la Genesis Mini, de que no te guste a ti el catalogo, no quiere decir que no lo guste a nadie. A mi en particular me encanta. Pero esto es como los rankings de videojuegos: es imposible contentar a todos.
    Ademas las consola mini son la forma legal y original de obtener estos titulos. Una ROM bajada de internet no tiene ni tendra el mismo valor que un producto generado por la misma compañia que lo creo. Eso es indudable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca dije que el catálogo de la Mega Drive Mini fuera malo. Dije que a mí no me gustaba, como tampoco me gusta (por muy legal que sea) que nos claven un dineral por una réplica de un sistema antiguo que, en su interior, no lleva más que un emulador (uno de esos que sirven también para mover ROMs ilegalmente en el PC) capado además para no poder, en principio, hacer uso de más juegos de los que trae por defecto el producto. Juegos, dicho sea de paso, que ya tuvieron su ciclo comercial en su momento...

      Saludos.

      Eliminar