26 de mayo de 2020

Shenmue IV debe aceptar la realidad


Es así, no queda otra. Si algún día "Shenmue IV" y posiblemente una hipotética quinta entrega quieren ver la luz no tendrán más remedio que adaptarse a lo que pide el usuario actual. Con el reciente tercer juego se contentó en mayor o menor medida a los fans, a pesar de que tuvo sus novedades respecto a aquellos que salieron para Dreamcast hace 20 años pero la recepción del título no pasó de ahí porque, como bien sabíamos todos los que seguimos el proceso desde el primer momento, "Shenmue III" era un juego hecho por y para los fans de la saga, y a tenor de las ventas está claro que no ha sido suficiente para recibir el beneplácito de una gran parte de la comunidad, medios incluidos.

Por lo tanto, Yu Suzuki va a tener que afrontar cambios más profundos aunque ello implique poner en riesgo la propia esencia de la saga. No podemos obviar que el usuario de finales de los 90 y principios del siglo XXI no es el mismo que el de hoy ni tampoco el hecho de que ni el primer "Shenmue" ni su secuela resultaron rentables para una Sega que daba sus últimos coletazos como compañía fabricante de hardware doméstico. Parece claro que tampoco podíamos esperar otra cosa de la tercera entrega (aunque en algún momento lo hiciéramos) ni debemos pensarlo de las siguientes, si es que llegan a convertirse en realidad. El objetivo pasa, pues, por dejar de ser un juego "de nicho" para convertirse en algo más atractivo para el público general.

Se ha hablado de "facilitar" la experiencia con marcadores de zona y un mejor "viaje rápido" que agilice el juego. Esto choca frontalmente con la idea primigenia de la atención por el detalle y de tomarse todo con la necesaria calma que fue bandera de promoción al menos de la última entrega. De todas formas, que se dé la opción de ir más deprisa no implica que los que quieran ir más despacio no puedan hacerlo si así lo desean. Dicho de otro modo, si se dan ambas maneras de afrontar los retos y moverse por el mundo, todos deberían estar contentos de poder hacerlo cada uno a la suya.

Por otra parte, algo que en su momento no critiqué (y que quizá debí haberlo hecho) fue la aparente sensación de soledad en muchas de las zonas de "Shenmue III", especialmente en Niaowu. Y es que parece evidente que la ciudad era demasiado grande para la cantidad de gente que la habitaba o, al menos, que se movía por ella junto a Ryo (muchos comercios pero casi siempre vacíos). A este respecto Yu Suzuki ha mencionado que le gustaría crear entornos más poblados, incluso si para ello tuvieran que ser más cerrados, alejándose de la idea de "mundo abierto" para volver a algo más aproximado a sus orígenes, con una ciudad o ciudades que carguen por barrios, aunque si la potencia de las nuevas consolas lo permiten tampoco habría por qué recurrir a esto último. Y digo esto porque, de llegar a hacerse realidad una nueva entrega, está claro que ya no la veremos en la actual generación...

"Shenmue IV" depende ahora mismo de la capacidad de encontrar financiación en socios que se quieran unir al proyecto. Cédric Biscay, presidente y CEO de Shibuya Productions, ya ha declarado en más de una ocasión que está dispuesto a volver a participar en el desarrollo de un juego de la saga y ello podría animar a otros, siempre y cuando lo que se haga esté más en consonancia con el mercado y no tanto con los gustos personales de una pequeña parte de los usuarios.

En lo personal quiero, como todos los fans de "Shenmue", vivir la historia de Ryo Hazuki y sus amigos hasta su final. Sin embargo, hay que ser realistas y no debemos anclarnos tanto en un pasado que hoy no tiene sentido. Si finalmente algún día llegamos a tener en nuestras manos una nueva entrega, será mejor que nos hayamos hecho con anterioridad a la idea de que habrá numerosas cosas nuevas en ella, que algunas seguro no serán de nuestro agrado (o quizá sí, quien sabe), pero que son un sacrificio necesario para que pueda por fin verse culminada la gran obra del no menos grande Yu Suzuki, ese hombre que tanto nos ha dado a la industria y a quienes hemos disfrutado con sus juegos durante años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario