4 de mayo de 2020

De la adicción al aburrimiento


No suelo escribir artículos para hablar mal de un juego o género concretos. De hecho creo que esta va a ser la primera vez (y posiblemente no sea la última) en la que lo haga. Pero no lo haré como una "contra reseña" sino como vivencia personal, exponiendo lo que me transmite después de una gran cantidad de horas de uso...

"Sega Heroes" ha sido mi primera incursión en el género denominado "gacha", que es como se conoce a las populares "máquinas de bolas" en Japón y que hace referencia a la obtención de personajes u otros elementos en base a un criterio de probabilidad o, dicho de otro modo, cuanto más raro sea lo que buscamos más difícil (y costoso) será conseguirlo. Aun así, dicha búsqueda termina "enganchando" a medida que se desbloquean más y más cosas, si bien cada vez va costando más hacerlo.

Yo jugué durante largo tiempo hasta que llegó un momento en el que, cansado y también afectado por haber caído en la red de la adicción al micropago, me aparté por completo de él hasta hace bien poco, cuando supe que su "vida" tocaba a su fin el próximo día 21, momento en el que los servidores dejarán de funcionar. Ello me hizo volver a instalarlo para darle un último empujón a la partida que llevaba, uno sumamente grande dado que, debido a la ruptura de relaciones entre Sega y Demiurge, compañía desarrolladora del juego, estos últimos abrieron la mano y desbloquearon numerosas opciones que me han permitido ir progresando a una velocidad abrumadora y conseguir en unos días lo que, en condiciones normales, habría llevado meses o incluso años. Pero claro, ahora, con numerosos personajes al máximo, recursos de sobra y sin nada interesante que hacer, finalmente he optado por volverlo a desinstalar, y esta vez para siempre.

Tengo claro es que mi experiencia no ya con este juego sino con el género al que pertenece ha sido más que suficiente para mí, y que no pienso volver a probar ningún otro título de esta clase, puesto que propuestas así en principio pueden entretener pero con el tiempo se tornan sosas, aburridas, sin emoción, siendo en definitiva prescindibles al carecer de cualquier sentido que no sea el de ir aumentando estadísticas y coleccionar cosas que, en su mayor parte, casi nunca utilizaremos. Cada uno tiene sus preferencias y yo no le voy a decir a nadie a qué debe o no jugar pero, en lo que se refiere a las mías, esta clase de juegos ya no tendrá espacio de ahora en adelante.

De hecho, es bastante probable que jamás le hubiera siquiera prestado un mínimo de atención a este juego de no ser por el reclamo de los personajes de Sega pero ni siquiera mi afecto por algunos de los mismos, porque otros no me dicen nada al no haber jugado nunca a los juegos en los que aparecen, ni siquiera eso lo salva porque ser seguidor de algo o de alguien no implica que te tenga que gustar todo lo que lleve su nombre, y no sería este el único ejemplo de esto en mi caso...

6 comentarios:

  1. Yo es que nunca le he visto la magia a estos juegos, los veo una excusa para intentar para sacarte el dinero, con un reclamo bonito, en tu caso ha sido SEGA, con otros fire emblem, pokemon y asi estamos... En fin, aun así por desgracia parece un modelo de juego que ha venido a quedarse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nos guste o no es lo que hay. Y es un modelo que tiene éxito a juzgar por la cantidad de juegos que lo adoptan pero claro, si te lo ofrecen gratis pues de alguna forma tienen que ganar dinero aunque eso sí, en otros títulos no sé pero en este se pasaban con los precios no tres pueblos, no... ¡Tres continentes! ¿Un ejemplo? Cada nuevo personaje costaba entre 40 y 50 euros... ¡rebajado! Y por lo visto había mucho loco rico que los compraba. Y lo mismo era aplicable a todo lo demás...

      La verdad es que esto de los "Free to play" da para un buen artículo, y no precisamente lleno de alabanzas. Gracias, Spiegel, como siempre por pasarte y compartir tu opinión. Saludos.

      Eliminar
  2. A mi me ha pasado algo parecido siempre con los juegos del móvil, incluso con los mas famosos. Pero no me ha pasado con juegazos como todos los de la saga Super Mario, Zelda...
    Yo creo que la edad y el estado de animo también son importantes en cansarnos de los juegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son factores a tener en cuenta, sin duda, porque no siempre te sientes predispuesto de igual manera para jugar o para cualquier otra actividad. Pero en el caso que expongo, y que es por lo visto una constante en su género, a la larga no hay mayor interés que el de hacer lo mismo siempre, una y otra vez, y eso termina cansando a cualquiera. Al menos, esa es la impresión que me queda...

      Gracias por pasarte y comentar. Saludos.

      Eliminar
  3. Pienso que es mejor los gachapon si son figuras de verdad, fisicas, como las maquinas expendedoras que hay en Japon, en las que da mucho enfasis la saga Shenmue. Eso si me animaria, y mas si conoces personas con quien compartir tu aficion. Es como los cromos.
    Recuerdo mucho esa epoca en que, si tenias alguna repetida pero algún colega no, podias hacer intercambio y todos saliamos beneficiados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, el poder intercambiar con otras personas en busca de aquellos elementos (sean cromos, figuras o cualquier otra cosa) de tu colección es lo que más valor da al coleccionismo físico por encima del digital, que no deja de ser algo etéreo que puede perderse muy fácilmente mientras que lo primero se puede ver y tocar durante mucho tiempo si se conserva bien. Yo también, de niño, tuve la inmensa suerte de vivirlo...

      Gracias por compartir tu opinión y experiencias, Volfir. Saludos.

      Eliminar