miércoles, 6 de mayo de 2020

AER Memories of Old (PlayStation 4)


Permitidme que me ponga filosófico antes de pasar a reseñar el juego del que quiero hablaros, pues lo que voy a decir tiene mucho que ver con lo que nos ofrece. Cuando se narra una historia de esta clase, lo que yo pienso que se está haciendo en realidad no es otra cosa que proyectar en ella muchos de los temores y anhelos que todos llevamos dentro desde tiempos inmemoriales y es por esto que en ocasiones dichas historias calan hondo en quienes las escuchan y "viven", sea a través de un libro, película o, como es el caso, un videojuego. Ya sea porque soy sensible a lo que evocan o por cualquier otro motivo, eso es lo que me ha sucedido con joyas como la saga "Panzer Dragoon", de la cuál ya he hablado en el blog, o con este "AER Memories of Old"...

La protagonista del juego es una joven llamada Auk, que posee el don de transformarse en un ave, pudiendo así surcar los cielos en un mundo que, tras un acontecimiento conocido como La Gran Brecha, ha quedado dividido en numerosas zonas que flotan entre las nubes. Pero la fuerza que causó dicha desolación no ha desaparecido, y ahora amenaza con regresar para culminar su tarea. Misión nuestra será impedir que tal hecho suceda.


Para ello Auk debe peregrinar a tres templos y obtener de los dioses guardianes el poder necesario para triunfar. Estos se encuentran esparcidos en puntos concretos y llegar a ellos implicará hacer un buen uso de nuestras habilidades tanto para sortear las plataformas como para la resolución de puzzles, si bien ni lo uno ni lo otro son algo especialmente complejo. Por otro lado no debemos preocuparnos por la presencia de enemigos que nos dificulten el trabajo puesto que tal amenaza no existe. Esto hace en mi opinión de "AER" una experiencia muy recomendable para los niños...

Además de movernos, saltar y volar cuando queramos desplazarnos de una zona a otra, un elemento del que haremos un uso continuado será el "Candil", una luz que nos servirá para activar numerosos mecanismos que nos abran el paso para seguir adelante además de permitirnos conocer pequeños detalles de la historia a través de imágenes del pasado, solo visibles cuando lo tengamos encendido. La historia de los sucesos anteriores no se nos contará solo de este modo sino que podremos hallar numerosos fragmentos de la misma si exploramos a conciencia las zonas que vayamos recorriendo.


En lo técnico, "AER Memories of Old" tiene un aspecto que ya he podido ver en otros títulos, que a mí me suele gustar bastante y que demuestra que no es necesario hacer uso alguno de gráficos realistas para crear mundos y personajes que permitan la inmersión del jugador en los mismos. Todo está reducido a una mínima expresión, la justa para dar la forma que se busca. Y en cuanto al apartado sonoro, destacar que durante los periodos que permanezcamos pegados al suelo solo escucharemos el sonido de nuestros pasos y el de la interacción con el entorno, lo que incluye por supuesto los mecanismos de los puzzles. Tan solo cuando Auk se transforme en ave y estemos en el aire escucharemos diversas melodías suaves que nos acompañarán hasta que tomemos tierra de nuevo. Los diálogos que mantendremos no tienen voz pero al estar el texto en nuestro idioma no tendremos ningún problema para seguir el hilo de la historia.


"AER" es un juego bonito como tal, y la historia que cuenta lo es mucho más, al menos para mí. Es una de esas piezas que quedan cubiertas por las grandes producciones pero a la que merece la pena acercarse si se busca algo diferente, más pacífico y tranquilo pero no por ello menos épico.

2 comentarios:

  1. Me hace recordar el juego de Tequila que iba a ser exclusivo de Play. Creo que se llama Rime o algo asi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son estilos algo diferentes pero sí, en ciero modo tiene un aire a Rime, el cual también tengo en mi colección y tengo pendiente reseñar en el blog...

      Gracias, Volfir, por pasarte y comentar. Saludos.

      Eliminar