27 de abril de 2020

Alimentando a la bestia


He estado esta tarde hablando con un amigo sobre lo sucedido con el "The Last of Us II". En un momento dado, de su boca ha salido la frase que da título a este post y aunque al principio no entendí a qué se refería, pronto lo supe y descubrí que tenía razón. Ahora, después de haber reflexionado un poco más sobre ello, me dispongo a explicar tanto su visión como las conclusiones a las que he llegado...

Primero repasemos las circunstancias que han desatado este vendaval de protestas en Internet. Al parecer, una fuente anónima ha filtrado abundante material del juego, cuya fecha de salida por cierto acaba de hacerse oficial (19 de junio), en el que se desvelarían ciertos detalles importantes de la trama (de hecho se rumorea que toda la historia ha sido filtrada, pero no es posible confirmar este extremo). Se dice, además, que el responsable podría ser incluso un empleado descontento de la propia Naughty Dog o un ex-empleado pero en este caso tampoco nadie puede asegurar nada. Sea cuál sea el origen, lo que es un hecho es que el material ha llegado a la gente y estos no han tardado en compartirlo para alegría de unos pocos y el profundo malestar, cabreo y/o indignación de la mayoría, en especial de quienes esperaban disfrutarlo cuando lo tuvieran.

Todos los medios y otras páginas están lanzando continuos mensajes con la intención de concienciar a la gente de que no comparta dicho material pero el daño ya está hecho si bien, como en otras ocasiones, ha sido un daño autoinfligido. Es decir, que se lo hace uno a sí mismo, y es a esto a lo que se refería mi amigo al hablar de alimentar a la bestia...

Y ciertamente es así porque aunque hay gente que filtra ese contenido y lo pone a disposición de otros, son estos últimos los que deciden verlo, a veces con nefastas consecuencias como ha sido el caso. Cabe entonces formularse la siguiente pregunta: ¿es que no tenéis bastante con lo que la propia compañía ofrece de manera oficial? ¿Por qué queréis ver más y más minutos de juego pero evitar al mismo tiempo cualquier detalle que pueda arruinar posibles sorpresas argumentales?

Es muy curiosa la paradoja que se llega a dar en un panorama como el que tenemos, en el que la gente está pendiente de cada nuevo detalle relacionado con el juego que tantas ganas tiene de disfrutar pero a su vez trata de protegerse por si les fastidian de alguna forma la experiencia futura. La "bestia" es la propia comunidad de usuarios, o una gran parte de la misma, que devora las noticias oficiales pero que, insatisfecha con lo que las propias compañías le dan, busca más información por otros cauces que no siempre son los más seguros. Y es en estos donde surgen los problemas, por lo que la solución a los mismos parece clara aunque pocos estén dispuestos a ponerla en práctica: quedaros con lo oficial y olvidad lo demás. Así de sencillo y de difícil a la vez...

Tened por seguro que si todos hiciéramos eso, la gente dejaría de filtrar cosas porque no tendría sentido hacer ese esfuerzo si nadie va a prestar atención. Por desgracia, la tentación tanto de llevar a cabo estos actos como de visionar el contenido que tan fácilmente se pone a disposición de otros es demasiado grande para algunos y acaban sucumbiendo no solo a verlo sino a compartirlo, que es lo que realmente hace daño. Pero, a pesar de los numerosos fracasos pues no ha sido esta la primera vez que pasa algo así ni será la última, todavía estamos a tiempo de aprender de nuestros errores y lograr que las filtraciones, contengan o no "spoilers", no continúen pululando ni ahora ni nunca por la red y terminen llegando de alguna forma a nosotros.

Dicho de otra forma, dejemos de alimentar a la bestia y esta perecerá...

2 comentarios:

  1. Cuando te gusta un juego lo que mas ganas tienes es de saber muchos detalles sobre él para ver o no si merece tu dinero, sin embargo el tema de las filtraciones es algo que ni deberíamos pasarnos por la cabeza ver. Yo si estoy esperando un juego y ve una, lo primero que hago es omitirla o silenciarla y como tu bien dices es algo que muchos deberían hacer, porque si no ese bestia nos comerá hasta a nosotros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso deberíamos aprender todos a conformarnos con lo que nos vayan diciendo las fuentes oficiales. Por desgracia, como dije en el post, el poseer información no revelada es muy tentador y dada la tendencia del ser humano a alimentar su "bestia" personal, es decir, su ego y su vanidad, no se tarda mucho en buscar ese "momento de gloria", esa atención de los demás, compartiéndo dicha información sin pensar por un instante en las consecuencias negativas que ello conlleva, y al final pasa lo que pasa...

      Gracias, Spiegel, como siempre por pasarte por el blog y comentar. Saludos.

      Eliminar